Oct 23

GALLETAS DE AVENA, MIEL Y JENGIBRE

Otoño e Invierno son mis estaciones con recetas favoritas, apetecen sabores cálidos y especiados que son muy reconfortantes.

Puedes hacer éstas deliciosas galletas de avena con un toque de jengibre o sustituyendo éste por lo que más te guste (naranja, pepitas de chocolate…) es muy sencillo y son el complemento ideal para un café y/o té a media tarde.

En cuanto a la consistencia dependerá de lo planas que las hagas, si haces bolitas más grandes y son mas gruesas quedarán más blanditas, si te gustan crujientes haz bolas más pequeñitas y aplánalas más, de esa forma las partes líquidas (leche etc) se evaporarán en el horno.

Para ésta receta necesitamos:

100g de copos de Avena.

-40g de harina (de vuestro gusto).

-1 cucharadita de levadura en polvo.

-1 cucharadita de sal.

-1 cucharadita de canela.

-60g de aceite de coco.

-60g de miel.

-2 o 3 cucharadas de leche (de vuestro gusto).

-Unos 2cm de jengibre rayado.

Pasas, chips de chocolate, frutos secos yo he añadido arándanos deshidratados.

Forramos la bandeja del horno con papel encerado o para hornear y precalentar el horno a 180.

En un cuenco grande mezclamos los copos de avena, la harina, levadura y la sal.

En otro plato, mezcla la miel, el aceite de coco, la leche, el jengibre y si te gusta un poco de vainilla (es opcional).

Agrega la mezcla de miel a la mezcla de avena y revuelve con una cuchara de madera hasta que esté bien combinado. Puede parecer poco consistente en este punto no te preocupes, si es así, déjalo reposar unos minutos antes de formar las galletas.

Ahora coloca un par de cucharadas para cada galleta en la bandeja para hornear, espaciadas 6 cm más o menos y según el tamaño que las hagas entre cada una. Extiéndalos hasta un grosor de aproximadamente 1 cm con el dorso de una cuchara o con la mano. ¡Recuerda que cuanto más planas las hagas más crujientes serán!

Hornea durante unos diez o doce minutos, o hasta que los bordes estén bastante dorados. Deja que las galletas se enfríen durante unos diez minutos antes de retirarlas con cuidado de la hoja y enfriarlas por completo en una rejilla. Son un poco delicadas hasta que se enfrían por completo (el aceite de coco ayuda a que cuaje).

Y voilà! Unas galletas deliciosas, sanas y que podrás guardar para disfrutar a lo largo de semanas.

Si te gustaría ver el proceso para hacerlas tienes un vídeo paso a paso en mi canal que puedes ver aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Las categorias

Interior
Deco
Recetas

Viajes
Estilo
Belleza

ver todas
contactar

weddings engagements destinations
weddings

back

weddings engagements destinations
weddings

weddings engagements destinations
weddings

Join our list

Receive our weekly updates, travel tips, and of course stories of couples in love!

back