Oct 17

ESPACIO DE TRABAJO EN CASA

Si hay algo que nos ha dejado la pandemia es la capacidad de adaptarnos a las nuevas circunstancias, entre ellas, trabajar en nuestro propio hogar. Lo que para muchos es algo habitual para otros no tanto, y meter una mesa en la cocina o en ese rincón del salón…no nos convence del todo.

Trabajar desde casa no es una cuestión ligera, debemos contar con determinadas circunstancias como un punto de luz, más o menos tranquilidad, y si esto ultimo no es posible al menos que el conjunto sea agradable…e invite a la labor que se requiere.

Una cosa es cierta, y es que no hace falta mucho pero si acertado. Por eso si lo que estás buscando es inspiración para ese espacio, estás de enhorabuena porque aquí traigo para ti un buen puñado de ambientes que estimularán tu imaginación:

Bohemio:

Mi estilo favorito. Combinar es acertar, pero dentro de tu propio estilo. No hagas inventos, mucha gente me pregunta cual es truco para combinar piezas de estilos diferentes con un bonito resultado, mi respuesta es “que sean de tu gusto”. Colores, épocas, tamaños, busca una mesa adecuada y combínala con una silla o butaca que te llame la atención, no tiene por que ser del mismo tono o material, tiene que gustarte juntas. La mesa tampoco ha de ir en el centro de la habitación como un despacho si no cuentas con ese espacio, abre tu mente y juega con diferentes posiciones, a ser posible lo más cerca de la ventana, o de un enchufe (sino están las alargaderas) para que haya un punto de luz.

Añade tu toque, dale estilo con alguno de tus objetos preferidos. Un cuadro, un jarrón, un klimn…estás en tu casa, tu pones tus reglas. Las plantas son siempre una buena idea, darán vida allí donde las pongas.

Funcional:

Donde hay una pared hay posibilidades. Si tu mesa ha de ir pegada a la pared, y no hay ventana, no te preocupes. Si eres de las funcionales y pasas de cuadros tira de recursos prácticos, una pizarra para aclarar tus ideas, un corcho o un tablero, ¡incluso puedes hacerlo tu misma con un lienzo, chinchetas y una tela!.

Coqueto:

No vamos a mentir…noo hay nada que vista más que un secreter. Se abre cuando se usa, se cierra cuando se quiere…son elegantes, discretos, ¿y por qué no? misteriosos. Si eres afortunada y tienes uno úsalo, sino te recomiendo echar un vistazo a los portales de segunda mano como Wallapop, o pasarte por algún mercadillo, ¡te sorprenderá la variedad que existe!.

Luminoso:

No hay nada como la luz natural, literalmente. Si tienes cerca una ventana y hay espacio suficiente para poner tu mesa delante, hazlo, sin duda. No encontrarás mejor aliciente que la luz del día para trabajar en tus proyectos, con un extra de vitamina D (y protección solar no te olvides si, también en Invierno).

Cualquier zona de trabajo cerca de una ventana nos invitará a pasar horas en ella y decorada con el gusto adecuado se convertirá en tu rincón favorito, o al menos, en uno de ellos.

Como verás hay tantas posibilidades como tu imaginación abarque, sólo es cuestión de pensar un poco y sacarle el máximo partido a esos metros…verás como siguiendo estos consejos consigues un resultado soorprentende.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Las categorias

Interior
Deco
Recetas

Viajes
Estilo
Belleza

ver todas
contactar

weddings engagements destinations
weddings

back

weddings engagements destinations
weddings

weddings engagements destinations
weddings

Join our list

Receive our weekly updates, travel tips, and of course stories of couples in love!

back